Un hombre mata de un disparo a un perro.

Este caso da para pensar y analizar mucho nuestra legislación, toda vez que el acto de matar de un certero disparo no es necesariamente un maltrato animal, y como se ve en este fallo, la condena es por daños, no por maltrato animal.

Insólito, increíble pero cierto.

 

página-11-790x1024página-2-790x1024 página-3-790x1024

Comenta

Comentarios

Comments are closed.